De cómo dos torturadores se convierten en víctimas para los medios

Los Guardias Urbanos que realizaron el montaje del 4F y que fueron condenados por torturas a Yuri Jardine, Víctor Bayona y Bakari Samyang, han aprovechado el caso de Víctor Laínez en Zaragoza para hacernos creer que todo es un montaje contra ellos.

Urbanos 1

Urbanos 1 copia copia.png

Urbanos 1 copia 2.png

Cuentan en los artículos que “el entorno de Lanza los sometió a un seguimiento tras el 4-F, y que “se pusieron en contacto” con Sarran y “le convencieron” para que les denunciase tres meses después de los hechos, “ofreciéndole incluso asistencia letrada”. De esa forma, explican, lograron una “jugada maestra” que acabó con su condena, que sirvió luego para desacreditarlos.”.

“A Lanza lo convirtieron en un héroe porque el documental Ciutat Morta decía que había ingresado injustamente en prisión. Ahora que nosotros hemos estado injustamente en prisión, no queremos erigirnos en héroes, pero sí que nos pidan perdón los políticos que apoyaron a Lanza. ¿Nos pedirá perdón al menos alguien?”, han concluido los dos agentes, que hasta el momento no han presentado denuncia por los hechos que relatan.

El caso de torturas a Yuri Jardine ocurrió en 2006, unos meses después del 4F. Un año en el que parece que fueron reincidentes. Pero no fue hasta el 2011, tras la noticia de su condena, que no se ataron cabos sobre la coincidencia de los dos casos.

Torturas

Dice la noticia: El guardia urbano Víctor Bayona trató de flirtear, sin éxito, con una joven rusa en la sala Bikini de Barcelona. Le dijo que era idéntica a la tenista Maria Sharapova. Pese a su ardid y su buena planta y condición atlética -el chico ha ganado la medalla de bronce en los últimos campeonatos para policías de Nueva York- la chica le dio calabazas. “No quiero hablar contigo, vete”, le contestó. El agente lo tomó a mal, le tocó el culo y la llamó “puta”. Un amigo de la joven, Yuri Sarran, acudió en su ayuda. Y se lió.

Bayona le propinó “patadas y puñetazos” en la comisaría de la Zona Franca que, “desgraciadamente”, señala la sentencia, “devino en un lugar de desprotección”. Samyang, que practica elkick boxing, fue más allá: le golpeó con un objeto contundente en la cabeza, le apagó un cigarrillo en el hombro izquierdo, “le restregó la cara con un mocho de fregar” y amenazó con usar una pistola para “enseñarle un juego”.

Los policías fueron condenados en octubre de 2011. Unas semanas más tarde, en noviembre de 2011, empezó a darse visibilidad al documental de Ciutat Morta. Es importante subrayar que los Guardias Urbanos ya estaban condenados.  El documental se acabó en la primavera de 2013 y se estrenó el 8 de junio de ese mismo año en el cine Patricia Heras.

Ocupación_junio_Cinema_Patricia_Heras.jpg

Empezó ahí el recorrido por festivales y infinidad de proyecciones. Durante ese tiempo los policías intentaron librarse de la cárcel con varios indultos, avalados por diversos representantes del PSC. Tras la emisión por TV en enero de 2015, los indultos fueron desestimados.

Golpes patadas.png

En octubre del 2011, la Audiencia de Barcelona condenó a dos años y tres meses de prisión e inhabilitación de ocho años y tres meses a los entonces guardias urbanos Víctor Bayona Viedma Bakari Samyang Davila por las torturas graves que infligieron a Yuri Sarran, hijo del cónsul de Trinidad y Tobago en Noruega tras una pelea ocurrida cuatro años antes en la discoteca Bikini de la capital catalana. En diciembre del 2004, tras la confirmación de la pena por parte del Tribunal Supremo, los dos agentes ingresaron en prisión para cumplir la condena impuesta.

Por eso es importante que este vídeo lo vea todo el mundo. Es el relato de las torturas sufridas por Yuri Jardine. Los dos Guardias Urbanos consiguieron una jubilación vitalicia antes de ser expulsados del cuerpo. Hoy El País, El Periódico, La Razón o El Mundo intentan presentarlos como víctimas.

Queremos recordar también, que estos días, Xavier Trias y Jaume Collboni han intentado lavar la cara de sus respectivos gobiernos, CiU y PSC, sobre su responsabilidad con los casos de torturas en el cuerpo de la Guàrdia Urbana de Barcelona. Ni oblit, ni perdó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s